Tierra e hijo

07 de enero, 2016 - Cuentos - Comentar -

Tierra e hijo

"De un momento en que los dolores venían al caer la tarde"

Hoy mi hijo no florece como ayer


Sus pétalos emergen secos, con las espinas vueltas hacia su carne 

Una rabia provocada por un dolor que casi ahoga sus hojas enjutas y hace enfermar sus raíces cada vez más lejanas   

La humedad es eterna 

Dura horas como mundos empapando su futuro marcando a fuego lo que podrán ser sus vidas mas allá de nuestras muertes

Vómitos de agotamiento los que la tenue luz reproducen recuerdos intermitentes, martilleantes, sin descanso,  sin compasión

Volvamos al campo -  siempre fue nuestro ataúd de amianto 

Nos protege contra incendios provocados en nuestras carnes y alimentados por nuestras almas

Volvamos al campo y rompamos los cables eléctricos que nos mantienen en un estado de perpetua consciencia

Seamos de nuevo casi tierra , vértebras de una nueva experiencia,  compendio de soledades y compañía cósmica

Seamos vírgenes sobre tierra fértil y amémonos

tierra
Compartir 

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 1 =
Últimas entradas
Categorías
Ver anterior Ver siguiente